VRAC y VTTE abordan mejoras en la aplicación de la Metodología A+S a partir de 2020

El taller fue inaugurado por la Vicerrectora Académica, Marisol Durán Santis, y el Vicerrector de Transferencia Tecnológica y Extensión, Mario Torres Alcayaga,  y contó con la participación de Decanos, Directores de Escuela y Departamento, Jefes de Carrera y directivos y profesionales de la VRAC y la VTTE.

“Esta metodología (A+S) adquiere mayor relevancia en la actualidad, teniendo en cuenta las nuevas Ley de Educación Superior y Ley sobre Universidades del Estado, las cuales apuntan a que las instituciones deben incorporar en su accionar la calidad de sus procesos formativos, al tiempo que deben hacerse cargo de la innovación en la docencia”, señaló la Vicerrectora Durán Santis en sus palabras de apertura.

La autoridad valoró positivamente la experiencia desarrollada por las Escuelas en materia de Aprendizaje y Servicio, labor que ha permitido fomentar el aprendizaje de las y los estudiantes en situaciones reales, en ambientes de trabajo, en los que han tenido que poner en práctica competencias para dar solución a las situaciones enfrentadas.

“Este trabajo ha ido ganando en sistematicidad y transversalidad en la institución, desarrollado durante años en varias cohortes y asignaturas, pero debemos profundizarlo y evaluar su verdadero impacto en la docencia”, manifestó la Vicerrectora.

Por su parte, el Vicerrector Torres Alcayaga precisó que con este taller se hacía el cierre inicial de lo que se podría denominar la primera fase de la Metodología A+S en la UTEM, para dar paso a la fase II, con su programación para el año 2020 y teniendo en cuenta los ajustes necesarios.

“Cumpliendo el mandato de lo que tiene que ser vinculación con el medio, con una función bidireccional, la VTTE asume la metodología de A+S, reconociendo que no es la única metodología activa ni participativa, pero es la que asumimos y en la que vamos a trabajar”, subrayó el Vicerrector, tras relevar el trabajo colaborativo con la VRAC.

Durante el encuentro, la Directora General de Docencia, Diana Veneros Ruiz-Tagle, detalló la programación 2020 de la asignatura A+S, y reiteró la importancia de la innovación docente, teniendo en cuenta no solo que es una obligación por ley, sino además una necesidad, teniendo en cuenta la naturaleza de nuevas generaciones, como la millennials y la Z, que aprenden hoy de manera muy distinta a la que aprendieron las generaciones que las antecedieron.

El Aprendizaje y Servicio es una metodología de enseñanza aprendizaje que vincula los contenidos curriculares de las asignaturas y sus logros de aprendizaje con el desarrollo de un servicio en un entorno real, orientado a promover el desarrollo local de las comunidades o espacios donde se realiza el servicio.

Los proyectos de A+S permiten que los estudiantes aprendan mientras actúan sobre las diversas necesidades del entorno, con el objetivo de transformar la realidad mediante acciones de mejora basadas en la reflexión, al tiempo que favorece que los jóvenes sean capaces de analizar la sociedad con un fuerte sentido de Responsabilidad Social.

Esta metodología posibilita el desarrollo de experiencias de aprendizaje complejas, donde se vincula la formación disciplinar/profesional con la educación para la ciudadanía, e impacta positivamente en el desarrollo de los logros de aprendizaje, promoviendo tareas que permitan movilizar habilidades complejas y aprendizajes profundos.

Además, estimula el desarrollo de habilidades claves para el ingreso al mundo laboral, promueve el desarrollo de valores democráticos y fomenta una formación integral de los titulados, no sólo como profesionales sino también como ciudadanos, colocando énfasis en el trabajo colaborativo en la construcción del conocimiento y no en su simple trasmisión.

 

Imparten Curso “Uso y Aplicación del Dato” a integrantes de la Comunidad Académica UTEM

El curso, que fue impartido por los profesores Sergio Celis e Isabel Hilliger, se realizó del 2 al 9 de diciembre de 2019 en Campus Central de la UTEM, con énfasis en el manejo en propiedad de los diferentes tipos de uso y aplicación de la información evaluativa para enfrentar los desafíos de una gestión académica y administrativa.

La actividad se enmarca dentro de los lineamientos del Modelo Educativo, de los compromisos institucionales asumidos en su Plan de Desarrollo Estratégico donde se plantea como uno de sus objetivos fortalecer las competencias y desempeño del cuerpo académico y a través del Proyecto de Fortalecimiento de la Universidades Estatales UTM 1899.

La apertura de la primera jornada estuvo a cargo de la Vicerrectora Académica, Marisol Durán Santis, quien señaló que “el curso está en plena sintonía con objetivos del Modelo Educativo de la UTEM y el Plan de Desarrollo Estratégico Institucional, en lo que se refiere a fortalecer las competencias y desempeño del cuerpo docente”.

La autoridad explicó que estas jornadas contribuirán a la incorporación de estándares de calidad en el desempeño de la docencia y dotarán al cuerpo docente de herramientas para una mayor efectividad de los procesos de evaluación y retroalimentación.

“Y esta capacitación es muy importante además por los procesos de acreditación de las carreras que ustedes imparten y por el proceso de acreditación que enfrentará la UTEM el próximo año, procesos en los que son clave el uso de la información y la toma de decisiones”, comentó la Vicerrectora.

Los contenidos del curso abarcaron cinco módulos: Modelos de gestión en universidades complejas; Gobernanza, estrategia, datos y toma de decisiones; Oportunidades y desafíos de los cambios tecnológicos en educación; La analística de aprendizajes: Un campo emergente en la educación superior y uso del dato para la toma de decisiones en una gestión directiva.

 

Avanzan a la tercera etapa del Concurso Público de la UTEM 29 aspirantes a cargos de académicos jornada completa

El proceso de postulación se desarrolló del 2 al 31 de octubre último, período en que la Universidad recibió 287 postulaciones, de las cuales 29 cumplieron con los requisitos de admisibilidad y de evaluación curricular.

La incorporación de nuevos académicos a la Universidad tiene como objetivo fortalecer la masa crítica de académicos en los Departamentos académicos de cada Facultad y potenciar el proceso de enseñanza y aprendizaje de nuestros estudiantes. Así también, la contratación de 29 académicos jornada completa permite aportar a los lineamientos y objetivos del Plan de Desarrollo Estratégico (PDE2016-2020).

 

Los cargos de académicos/as jornada completa para las Facultades de Ingeniería; Ciencias Naturales, Matemática y del Medio Ambiente; Ciencias de la Construcción y Ordenamiento Territorial; y Humanidades y Tecnologías de la Comunicación Social.

Cada etapa del concurso es desarrollada por la Vicerrectoría Académica en conjunto con las Facultades, y  contempla las  fases en el proceso: Revisión curricular,  Prueba psicolaboral,  Entrevista personal y el Concurso de Oposición.

Las pruebas psicolaborales y entrevistas personales concluirán en la segunda quincena de diciembre, en tanto los concursos de oposición deberán estar finalizados en la primera quincena de enero.

Una vez concluida la etapa de Concurso de Oposición, el Rector Luis Pinto Faverio tendrá a su cargo la selección de los y las candidatas, luego la aceptación del cargo académico, la jerarquización académica y la contratación.

El Director de Desarrollo Académico de la UTEM, Hugo González Alarcón, subrayó que el concurso tiene la finalidad de robustecer los claustros académicos en cada Facultad además de potenciar la productividad científica mediante la consolidación de líneas y núcleos de investigación interdisciplinarias, y reforzar los claustros académicos para el fortalecimiento del postgrado.

 

Comunidad UTEM: para dar a conocer violaciones a los derechos humanos

Para efectos de su ejecución, se ha establecido una coordinación interuniversitaria, que integra el recientemente formado Programa de Derechos Humanos y Ciudadanía; el Programa de Género y Equidad; y la Dirección de Desarrollo Estudiantil; así como con todas las instancias pertinentes de las Vicerrectorías de la Universidad. Todo ello, en una relación permanente de diálogo con la Federación (I) de Estudiantes.

La estrategia general de trabajo considera la habilitación de un canal de denuncia, que consiste en instalar en las plataformas digitales de la UTEM un banner articulado con un formulario para recoger la información de los casos ocurridos a partir del pasado 18 de octubre, lo que permitirá generar un catastro que se entregará a entidades nacionales e internacionales de defensa de los derechos humanos; se emprenderá defensa jurídica, cuando corresponda; y se dispondrán medidas de apoyo concreto a las víctimas.

La primera parte del formulario es anónima y confidencial. En el caso de que la persona requiera ayuda, acompañamiento y/o asesoría en cualquier área podrá completarlo con con sus datos y recurrir a las instancias de apoyo que la UTEM ha dispuesto.

Si sientes que han vulnerado tus derechos humanos desde el pasado 18 de octubre:

 

PAE desarrolla talleres sobre estrategias de relajación y manejo de la ansiedad

La iniciativa procura que los estudiantes conozcan y practiquen diversas técnicas de respiración y relajación que contribuyen a su autocuidado, favoreciendo el manejo de emociones como ansiedad e irritabilidad.

Estas técnicas aportan en el descanso y la conciliación del sueño, obteniendo repercusiones positivas en el bienestar general.

Según precisó Daniela Harris, coordinadora del PAE, durante el desarrollo de los talleres se practicó con los y las estudiantes diversas técnicas como, respiración diafragmática, relajación progresiva de Jacobson, danza terapia y relajación autógena de Schulz.

El ejercicio fue complementado con la entrega material para la práctica en otros espacios cotidianos.

Los talleres se llevaron a cabo los días miércoles en el Campus Macul, a las 10:30 horas; y los jueves en el Campus Central, a las 11:00 horas, durante tres semanas consecutivas

Directivos y profesionales de la VRAC participan en charla sobre el Marco Nacional de Cualificaciones

En sus palabras introductorias, la Vicerrectora Académica, Marisol Durán Santis, relevó la importancia de la jornada, teniendo en cuenta el desarrollo, la evaluación y ajustes realizados al Modelo Educativo UTEM y la necesidad de armonizarlo con el Marco Nacional de Cualificaciones, como instrumento que contribuye a enfrentar uno de los desafíos claves tanto para carreras técnicas como profesionales en cuanto a generar las condiciones necesarias para que los estudiantes puedan desarrollar trayectorias formativo-laborales acorde sus expectativas y las del mundo del trabajo.

“Algunas carreras necesitan un grado de actualización, tenemos que demostrar claramente que nuestras carreras son pertinentes y demandadas por el medio externo”, señaló la autoridad en el encuentro, al que asistieron directivos y profesionales de la VRAC, en particular de la Dirección General de Docencia y la Dirección de Aseguramiento de la Calidad del Pregrado y el Postgrado.

La Vicerrectora destacó la importancia de los rediseños curriculares y el perfeccionamiento del sistema de créditos transferibles, de manera que “en nuestros  currículos tengamos perfiles actualizados, en sintonía con las necesidades del medio, que puedan incorporar el desarrollo de las competencias genéricas”.

Asimismo,  señaló que en la Educación Superior en Chile existe un “mercado” bastante desregulado por la diversidad de carreras con igual nombre, “en unos casos con estructuras curriculares, planes de estudio o perfiles de egreso similares, pero en otros no tienen estructuras curriculares equivalentes, incluso con diferencias en su duración, que van desde cinco, cinco y medio y seis años, como en los casos de las ingenierías civiles, y ya sabemos que no es solamente un número”.

La charla estuvo a cargo de la psicóloga Muriel Sumiko Lazo, coordinadora de Acreditación de Postgrado de la Comisión Nacional de Acreditación (CNA), quien se enfocó en el  Marco Nacional de Cualificaciones y sus características, como instrumento de escala nacional o transnacional utilizado para organizar y reconocer aprendizajes, distribuidos en una estructura gradual de niveles, sobre la base de criterios previamente definidos por actores del sistema.

Al respecto precisó que la iniciativa vigente en Chile es la del Marco de Cualificaciones Técnico Profesional, orientado a vincular a múltiples actores en torno al desarrollo social y productivo del país, a manera de puente de confianzas entre el mundo del trabajo, el Estado, el mundo formativo y las personas.

Sumiko Lazo explicó que si bien hoy en día el Marco Nacional de Cualificaciones no es ley y las instituciones no están obligadas a utilizarlo, sí es una buena herramienta para guiar los procesos de innovación curricular, para más o menos tener un marco, o un panorama de la definición de las certificaciones que tenemos en Chile.

La psicóloga indicó que cada país define los objetivos de su Marco de Cualificaciones dependiendo de sus necesidades, sin embargo, al ser un elemento organizador del sistema de educación, permite: fortalecer la transparencia y legibilidad de las cualificaciones y certificaciones ofrecidas por las instituciones de educación superior y favorecer el desarrollo de estándares de calidad para los distintos niveles formativos.

Además, permite favorecer la articulación de un sistema de educación e incrementar la coherencia del sistema, reconociendo las diferencias entre los subsectores.

“En la medida en que todas las instituciones de educación superior de un país se alineen a un instrumento como el Marco Nacional de Cualificaciones, se podrían generar caminos, rutas, donde podemos hacer articulaciones entre una institución y otra”, subrayó Sumiko Lazo.

UTEM asume desafío de defensa de los derechos humanos de la comunidad universitaria

El anuncio fue realizado en una amplia sesión de trabajo encabezada por la Vicerrectora Académica, Marisol Durán Santis; con la participación del Coordinador del Programa de Derechos Humanos y Ciudadanía, Víctor Osorio; la Directora de Desarrollo Estudiantil (DDE), Sandra Gaete; la Directora del Programa de Género y Equidad, Pamela Caruncho; junto a profesionales de la DDE y miembros de la Federación (I) de Estudiantes.

La Vicerrectora Académica señaló que “esta acción es muy importante para la proyección de la Universidad en cumplimiento de sus responsabilidades institucionales en materia de promoción de los derechos humanos y muy relevante para la vida de la comunidad de la UTEM en general”. Recordó que la instalación del Programa de Derechos Humanos y Ciudadanía fue resultado de un compromiso asumido por el Rector Luis Pinto Faverio, para “crear un nuevo espacio académico de docencia, investigación, interacción con el medio social y el territorio, desde un enfoque integral e interdisciplinario”.

La autoridad precisó que para la Universidad “no solamente constituye un deber acometer el levantamiento de la información sobre quiénes han sido víctimas de violaciones de los derechos humanos en nuestra comunidad, sino expresar su compromiso institucional para coordinar las instancias de que dispone, como el Plan de Apoyo Estudiantil, Bienestar y el Servicio de Salud Estudiantil, entre otros, con el fin de apoyar en forma concreta a los miembros de la comunidad universitaria que hayan sido víctimas de la vulneración de sus derechos fundamentales”.

“Los y las estudiantes tienen todo el derecho a manifestarse de forma pacífica, tal como lo ha hecho la mayoría de la ciudadanía en rechazo a los abusos y la desigualdad imperante en Chile y en reclamo de un país más justo e inclusivo, con democracia y derechos sociales garantizados, entre ellos el derecho a una educación de calidad, sin que medie en ello el mercado”, subrayó la Vicerrectora.

Al respecto, precisó que el trabajo a emprender en el campo de la defensa de los derechos humanos se inscribe en las orientaciones que el Rector  ha entregado respecto del modo de abordar este tipo de situaciones, “desde la posición de principios de la UTEM, en lo que se refiere a la defensa de los valores republicanos y el respeto de los derechos fundamentales de las personas”.

En la primera sesión de trabajo de la instancia, el Coordinador del Programa de Derechos Humanos y Ciudadanía explicó que la estrategia general de trabajo en la materia considera la socialización de la iniciativa, la habilitación de canales de denuncia, la entrega del reporte al Instituto Nacional de Derechos Humanos y otras entidades nacionales e internacionales, la disposición de presentar acciones judiciales, si corresponde, y de disponer medidas de apoyo concreto a las víctimas.

Asimismo, se refirió a los antecedentes del Programa, sus fundamentos y carácter, y explicó que la categorización de los derechos humanos cuya vulneración se catastra se encuentra en correspondencia con el marco conceptual de la Declaración Universal de los Derechos Humanos de la ONU, así como los diferentes pactos y tratados internacionales que el país ha suscrito. “Por cierto, los derechos humanos son una integralidad, pero el sentido de urgencia que impone la coyuntura implica que deberemos centrarnos en las vulneraciones que se han producido en el marco del ciclo de movilización ciudadana, como detenciones arbitrarias, tratos crueles y degradantes, o atentados a la integridad física y psíquica de las personas”, precisó

El presidente de la Federación (I) de Estudiantes, Nicolás Carrancio, enfatizó que el catastro de víctimas “no puede quedar solamente en números”, al tiempo que llamó a respetar la confidencialidad de las y los estudiantes afectados en los casos específicos en que estos lo soliciten. A ese respecto, la vicepresidenta de la organización estudiantil, Danitza Figueroa, consideró que, si bien era muy importante la identificación de las víctimas, se debía tener en cuenta que hay estudiantes que temen reconocer su participación en protestas sociales por temor a persecución o algún tipo de sanción o reprimenda por parte de la Universidad.

Frente a tales inquietudes, la Directora de Desarrollo Estudiantil reiteró las palabras de la Vicerrectora Académica en cuanto al derecho que tienen las y los estudiantes a participar en las manifestaciones pacíficas y recordó la señal que del Consorcio de Universidades del Estado de Chile (Cuech), cuya declaración pública del 21 de octubre último manifiesta: “Las grandes movilizaciones sociales de los últimos días han dejado en evidencia un profundo malestar de la sociedad chilena producto del modelo social, cultural y económico que hemos construido desde hace décadas y que no ha sido capaz de disminuir la desigualdad y promover la cohesión social de nuestro país”.

La Directora del Programa de Género y Equidad informó que esa instancia ha desplazado a sus profesionales a los distintos Campus de la UTEM para realizar en terreno acciones de contención, y señaló, que, si bien hasta ahora no han recibido denuncia alguna por violencia sexual en el contexto de la crisis, constatan que existe temor a denunciar, en particular en este tipo de casos y que es necesario una labor perseverante de monitoreo de la situación.

Por parte del Plan de Apoyo Estudiantil (PAE), su encargada, Daniela Harris, aseguró que como servicio que trabaja de manera directa con las y los estudiantes, sus profesionales ponen énfasis en generar los espacios de confianza, e hizo un llamado a potenciar el trabajo con las redes externas a fin de hacer de manera más expedita las derivaciones en los casos necesarios. “El recurso humano es escaso y las competencias para abordar estas materias no está totalmente instaladas en todos los equipos. Por ejemplo, se requiere profesionales formados en el ámbito de la reparación”, expresó Harris.

El compromiso final fue iniciar un trabajo coordinado y permanente en torno a la defensa de los derechos humanos de todas y todos los miembros de la comunidad universitaria, desarrollando las redes, las herramientas y las acciones que sean necesarias para ello, con la convicción que “es un desafío que forma parte del sentido profundo de compromiso con el interés público y con los valores de la democracia que debe sostener una Universidad del Estado”, subrayó la Vicerrectora Académica.

En la segunda sesión de trabajo de este equipo, fue aprobado el Formulario-consulta vulneración Derechos Fundamentales, a través del cual se realizará el catastro inicial de cuántos/as integrantes de la comunidad UTEM han visto vulnerados sus derechos fundamentales en el contexto de la movilización nacional. La primera parte de la encuesta es absolutamente anónima y confidencial.

En caso de la persona requiera ayuda, acompañamiento y/o asesoría en cualquier área podrá llenar el formulario final con sus datos y recurrir a las instancias de apoyo que allí se indican.

 

Docente del Taller PPS de la UTEM gana segundo lugar en concurso nacional de poesía

Fernández Guajardo, licenciado y máster en Filosofía por la Universidad de Chile,   ganó el segundo premio con su poemario Molina, La literatura chilena soy yo, obra seleccionada entre los 253 textos poéticos enviados por artistas de todo el país. El primer lugar lo obtuvo Sergio Gabriel Muñoz, de Valparaíso, con su libro Nárkissos, mientras que la tercera plaza fue ocupada por Juan Cameron Zamorano, con La balada de la pantalla inerte.

Las bases del concurso exigían que fueran obras inéditas, con una extensión de 450 a 650 versos.

Según nos explica el profesor de la UTEM, Molina, La literatura chilena soy yo, es un libro inspirado en Eduardo Molina Ventura (el chico Molina), escritor que se ha convertido en un mito de las letras nacionales debido a su condición de escritor ágrafo, aunque existe gran controversia en torno al considerarlo un escritor sin obra.

El docente del PPS señala que la amistad del chico Molina con los literatos de la generación del 38 y 50 han aumentado su leyenda y mucho se ha escrito sobre su persona sin agotar el símbolo que encierra su condición de mentiroso profesional, escritor sin obra y bohemio, como lo describe Alfonso Calderón en su libro Ventura y desventura de Eduardo Molina.

 En 2017 se publicó Al otro lado del espejo, libro recopilado por José Miguel Ruíz en el cual se incluyen textos recogidos directamente de sus cuadernos, sin embargo, Ruíz en el prólogo advierte que la veracidad de la autoría de los poemas no pueda asegurarse del todo, lo que agrega otro elemento a su condición de mito de las letras nacionales.

En tanto, Molina, La literatura chilena soy yo, es un libro que suplanta la voz de Molina y entrega un mensaje a la literatura y a los literatos chilenos. “Este libro fue escrito el 2015, su recorrido ha sido, al menos, extraño, pues estuvo tres años en una editorial con la cual incluso firmé un contrato, sin embargo, no se publicó. Finalmente fue premiado y espero que pronto vea la luz”, comenta el profesor, quien debió viajar a Castro en noviembre para recibir el premio, pero la ceremonia ha sido pospuesta por la contingencia nacional.

El acercamiento de Fernández Guajardo a la literatura se produjo a los 14 años en el colegio, incentivado por algunas lecturas y profesores, y por un regalo de cumpleaños que le obsequió una de sus hermanas:  Obra gruesa, de Nicanor Parra.

“Ese regalo me mostró que la poesía y la literatura en general podían tener infinitas opciones de combinación, además contrastaba con la dictadura que vivíamos, abriendo un campo de libertad. Ahí comenzó el intento de escritura, un par de amigos del colegio estaban en lo mismo, sin embargo, ellos tenían más lecturas en el cuerpo que yo por lo cual rápidamente me di cuenta que la escritura era un oficio que, en mi caso, debía recorrer. Camino en el cual aún me encuentro”, reflexiona el profesor.

Fernández Guajardo fue socio fundador y miembro del directorio de la Fundación de Rokha, y ha publicado los siguientes libros: Trinervo (Cosmigonon Ediciones, 2001) recopilación poética que reúne: El desencadenamiento de la caja negra (1993), Descalzado de culpa (1997) y Silencio a dos gritos (1998); Estado decepción (Mosquito Editores 2010), Barbarus, diario de Pirque (Editorial Milímetro, 2011),  Camino de la bala (Mosquito Editores, 2013) y Ciencia lugubris (Editorial Filacteria, 2017).

 

 

 

 

 

 

Más de 300 estudiantes integran selecciones deportivas de la UTEM

El deporte selectivo en la UTEM está a cargo del Servicio de Educación Física, Deportes y Recreación, unidad de la Dirección de Desarrollo Estudiantil, dependiente de la Vicerrectoría Académica de la Universidad.

A través de la educación física, el deporte y la recreación, la UTEM procura fomentar en los estudiantes el autocuidado, la adquisición de hábitos saludables, la preservación de la salud y el mejoramiento de su calidad de vida, al tiempo que incentiva que los estudiantes representen a la universidad en torneos y otras competencias deportivas universitarias a niveles regional, nacional e internacional.

“La importancia de la participación deportiva a nivel de selecciones, es que el estudiante se identifica y se compromete con representar a su universidad y tener un desempeño deportivo que le permita destacar dentro de su disciplina. Todos compatibilizan su tiempo entre lo académico y lo deportivo, lo que hace que el esfuerzo de cada uno de ellos, sea doblemente valorable. Está en nosotros como técnicos y staff de coordinación, darles las condiciones para que esta compatibilidad resulte exitosa y su experiencia se pueda plasmar posteriormente en su vida profesional”, señala el técnico de las selecciones de básquetbol de hombres y mujeres, Luis Herrera Espinoza.

Actualmente, la UTEM cuenta con selecciones deportivas de hombres y mujeres, en las siguientes disciplinas: ajedrez, balonmano, básquetbol, fútbol, Futsal, judo, natación, rugby, tenis de mesa, tenis de campo y voleibol.

Destacada participación tuvo en el mes de septiembre último la selección de Futsal, la cual gracias al segundo lugar nacional obtenido en las finales nacionales de LDES 2018, se ganó el derecho de representar a Chile en el 1er Campeonato Panamericano Universitario de Futsal, realizado en la ciudad de Posadas, provincia de Misiones, Argentina.

En el evento participaron 20 selecciones de instituciones de Educación Superior provenientes de México, Perú, Brasil, Costa Rica, Chile y el país anfitrión.

“Nuestra participación en el Panamericano de Futsal, es el resultado de un trabajo de cuatro años, donde hemos logrado conformar un equipo ´afiatado´ que nos ha permitido obtener logros a nivel regional y nacional, que se tradujeron en esta hermosa experiencia de representar a Chile y a nuestra universidad en este importante campeonato universitario. El nivel de la competencia deportiva y el intercambio con estudiantes de otros países, es una experiencia que trasciende a lo deportivo y servirá como una experiencia de vida, que sin duda fortalecerá nuestra futura vida profesional”, manifiesta Thomas Díaz, estudiante de Ingeniería Civil Industrial y capitán de la selección de Futsal de la UTEM.

Las diferentes selecciones deportivas están terminando su participación a nivel regional y representando a la UTEM en los Campeonatos Nacionales Universitarios organizados por Fenaude.  Así, en lo que resta de 2019 se tiene proyectado competir en ajedrez (en la Universidad de O’Higgins en la VI región), tenis de mesa (en la Pontifiica Universidad Católica de Valparaíso),  básquetbol y natación (en la Pontificia Universidad Católica de Santiago), judo (en la Universidad Arturo Prat de Iquique) y futsal (en Universidad de Chile, UMCE y Pontificia Universidad Católica de Santiago).

“Estamos muy satisfechos con el desempeño deportivo de nuestros estudiantes, actividad que contribuye a su desarrollo integral y  favorece a su plena integración a la universidad y su éxito académico”, considera la Vicerrectora Académica de la UTEM, Marisol Durán Santis.

De acuerdo con la autoridad, “la práctica de deportes al interior de la universidad es una manera de mejorar la calidad de vida estudiantil y acentuar el sentido de pertenencia a nuestra casa de estudios superiores, a la vez que contribuye a desarrollar valores personales tendientes al compañerismo, la solidaridad y la honestidad, claves para fomentar el trabajo en equipo”.

En paralelo a la participación de las selecciones, en 2019 se está en proceso de conformación el Centro Deportivo de Estudiantes de la UTEM (CDE UTEM), a fin de agrupar a los deportistas, para canalizar sus inquietudes y trabajar en conjunto a fin de mejorar las condiciones de la actividad deportiva en Universidad. Esta organización viene a sumarse a las agrupaciones de estudiantes deportistas a nivel nacional, reunidas en ODES Chile.

“Para nosotros como estudiantes deportistas, agruparnos como organización, nos permite poder recoger las inquietudes de la comunidad universitaria y particularmente de los deportistas miembros de las selecciones a fin trabajar en conjunto con la coordinación de deportes para mejorar las condiciones de participación y acceso a las actividades deportivas al interior de la Universidad. Por otro lado, nos permite vincularnos con centros deportivos de estudiantes de otras universidades, con el objetivo de coordinar actividades y participar como estudiantes en las instancias que permitan mejorar el desarrollo del deporte universitario a nivel nacional”, comenta Diego Astudillo, estudiante de Ingeniería Industrial, capitán de la selección de Ajedrez y representante del Centro Deportivo de Estudiantes de la UTEM.

Por su parte, Iván Manríquez, coordinador de selecciones, señala que “se está evaluando la incorporación de nuevas disciplinas deportivas, la participación en torneos y competencias deportivas universitarias a nivel regional y nacional, y la organización de eventos deportivos interuniversitarios en nuestra Universidad, a fin de acercar e identificar a la comunidad universitaria con sus deportistas”.

 

Honorable Consejo Superior aprueba habilitación de edificio para nueva Biblioteca Campus Central

La habilitación de ese edificio es parte del proceso de mejora continua de todo el Sistema de Bibliotecas que inicio la UTEM en 2017, y que tiene por objetivo disminuir las brechas existentes entre los diferentes componentes de su sistema.

Con el apoyo del Ministerio de Educación Superior, que financió el primer proyecto para fortalecer la calidad de las bibliotecas, la UTEM desarrolló un diagnóstico institucional, definió estándares de calidad y elaboró un Plan de Desarrollo Estratégico del Sistema de Bibliotecas (2016-2020).

“Estamos muy satisfechos con la decisión del Honorable Consejo Superior, ello nos permitirá iniciar la contratación del servicio de obras de habilitación del edificio de Dieciocho 146, un proyecto que tributa al Plan de Desarrollo UTEM 2016-2020, el cual establece que nuestra casa de estudios superiores debe ser reconocida como una universidad inclusiva y de calidad en la docencia de pregrado, impulsando mejoras en cuanto a infraestructura y equipamiento inclusivo”, señaló la Vicerrectora Académica de la UTEM, Marisol Durán Santis.

La autoridad destacó que “al disminuir las brechas al interior de nuestras bibliotecas y al habilitar nuevos espacios para el estudio grupal con un mejor confort, estaremos en mejores condiciones de asegurar la calidad de los servicios que se disponen para los usuarios, que constituyen un apoyo clave del proceso de enseñanza y aprendizaje y contribuyen a la calidad del proceso formativo de nuestros estudiantes”.

El Director del Sistema de Bibliotecas UTEM, Carlos Mallea, precisó que “la nueva biblioteca se sumará a las bibliotecas ya existentes en el Campus Central, lo que permitirá aumentar de 812 m2 a 1.938 m2 la superficie de biblioteca que tiene nuestra universidad en el centro de la ciudad, con un proyecto que busca impactar directamente en las condiciones de estudio y educación de nuestros estudiantes, quienes disfrutarán de las mejoras de infraestructura y de mejores estándares de espacio y mobiliario”.

De acuerdo con el Director, además de las salas de estudio, la sala multipropósito y los puestos de estudio, la nueva biblioteca dispondrá de 191 m2 destinados al servicio de estantería abierta y como parte de la infraestructura inclusiva se instalará un ascensor que permitirá el pleno acceso a todos los pisos del edificio.

El proyecto de Dieciocho 146 es parte de las proyecciones de crecimiento de infraestructura de la universidad en el centro de la ciudad de Santiago, y en ese sentido aporta a la consolidación de la presencia de la UTEM en el Barrio Dieciocho, presencia que es histórica por parte de nuestra universidad.

Como parte del proceso de mejora continua de todo el Sistema de Bibliotecas UTEM, a fines de noviembre de 2018 se iniciaron las obras de remodelación de la Biblioteca del Campus Macul, las cuales permitirán introducir mejoras significativas en la infraestructura y equipamiento, con un aumento de la superficie desde 1.250 m2 a 2.200 m2 y la creación de nuevos espacios tales como salas multiuso, recintos para el estudio personal y grupal, terrazas, entre otros, todos con el sello de la inclusión.

El edificio ampliado y renovado contará con ascensor y estará dotado de equipamiento inclusivo, como el software  JAWS,  que es un lector de pantalla para ciegos o personas con visión reducida;  el software Open Book, que es un convertidor de texto a voz; teclado Braille, el cual que permite la comunicación con el computador por parte de una persona con discapacidad visual;  el mouse trackball, diseñado para personas con discapacidad motora,  y el software Magic Screen, un ampliador de pantalla para las personas con baja visión.

Asimismo, la biblioteca contará con tecnología de punta, con modernos computadores y scáners, con cómodo mobiliario y con parte de su suministro eléctrico generado por paneles fotovoltaicos, lo cual significará un considerable aporte al cuidado del medio ambiente.